Llegó tras la luna llena, pesando 3 kilos y 700 gramos, y se llama Roberto.

Robertito

Mis padres ya son abuelos (por fin), mi hermano pequeño es padre, y yo soy tío. Y todos más contentos que unas castañuelas…

La único malo es que tener tan lejos a los sobrinos (uno en Mallorca y otra en China) no es lo ideal, pero bueno, viajaremos a verles lo más que podamos 🙂

Artículos relacionados:

Nos vamos al Camino de Santiago (desde León) Mañana sábado 3 de abril partiremos desde Madrid a primera hora de la mañana para intentar llegar lo antes posible a León, donde queremos visitar la c...
La Carrera de Santiago Desde que mi hermano Santiago hizo el Camino de Santiago desde Roncesvalles en 1995, siempre tuve en mente "escaparme" un mes y repetir su hazaña... f...
Con Iberia pagas más y tienes menos Hacia finales de 2013 Iberia decidió empezar a ofrecer una tarifa "básica" que no incluye equipaje facturado para de esa forma poder competir con las ...