Llegó tras la luna llena, pesando 3 kilos y 700 gramos, y se llama Roberto.

Robertito

Mis padres ya son abuelos (por fin), mi hermano pequeño es padre, y yo soy tío. Y todos más contentos que unas castañuelas…

La único malo es que tener tan lejos a los sobrinos (uno en Mallorca y otra en China) no es lo ideal, pero bueno, viajaremos a verles lo más que podamos 🙂

Artículos relacionados:

Nos vamos al Camino de Santiago (desde León) Mañana sábado 3 de abril partiremos desde Madrid a primera hora de la mañana para intentar llegar lo antes posible a León, donde queremos visitar la c...
Con Iberia pagas más y tienes menos Hacia finales de 2013 Iberia decidió empezar a ofrecer una tarifa "básica" que no incluye equipaje facturado para de esa forma poder competir con las ...
La Carrera de Santiago Desde que mi hermano Santiago hizo el Camino de Santiago desde Roncesvalles en 1995, siempre tuve en mente "escaparme" un mes y repetir su hazaña... f...