Hace pocos días que leí un estupendo artículo que, con datos y cifras por delante, expone el desenfrenado e irresponsable uso que muchos políticos (de cualquier signo o partido) hacen de los fondos públicos, que es dinero de todos.

Además de esto, otros cuantos “listos” cobran un sueldo público muy alto por un trabajo que apenas si realizan, y a la vez están pluriempleados en puestos conseguidos a base de aprovecharse de su responsabilidad política para obtenerlos… Todo ello en cierta forma ilegal, pero consentida por el resto de compañeros que, supongo, pretenden hacer lo mismo si tuvieran la oportunidad…

Y yo mientras, como muchos españoles, intentando ahorrar cada euro, y haciendo cosas como caminar de vuelta a casa 40 minutos cada día para ahorrar esos 74 céntimos que al cabo de un año serán 175 euros, que pagaré religiosamente a Hacienda y no servirán ni para pagar el puro que cualquiera de estos derrochadores irresponsables se fuman entre risas tras la comida de celebración por la compra de su nuevo coche blindado de 500.000 euros, pagado por todos los ciudadanos, cómo no…