Acabo de recibir ayer mismo unas postales personalizadas que he pedido a la gente de Moo. Para quien no les conozca, es una empresa que se dedica a imprimir tarjetas de visita, postales, pegatinas, y otros detallitos, todo ello muy personalizado, y con un servicio impecable.

Pues bien, resulta que dicha empresa es inglesa, concretamente de Londres, y tras casi 15 días de espera desde que enviaron las postales, ya las dábamos por perdidas (tanto yo como ellos), por lo que las volvieron a imprimir y mandar. Pero resulta que finalmente aparecieron este viernes en el buzón, y con una pegatina que da una idea del porqué de la tardanza:

El paquete MUY viajero

Si os fijais bien, arriba a la derecha hay una pegatina de Auckland (Nueva Zelanda). Vamos, que las postales se han pegado un bien viaje por nuestras antípodas, lo que explica su tardanza. El itinerario, como se puede ver en el siguiente mapa, no es muy óptimo que digamos:

Londres - Auckland - Madrid

El total de distancia calculado por Google para el viajecito es de 37.978 kilómetros, toda una epopeya que explica el porqué de algunas cosas extrañas que suceden a veces

Y lo mejor de todo es que la semana pasada también recibí un paquete de Amazon USA con la misma pegatina de “Auckland Mail Centre”, y pensé: “qué cosa más rara, mandarlo desde Estados Unidos hasta España via Nueva Zelanda“…

¿Será que Auckland es un punto por el que tiene que pasar gran parte del correo del planeta? ¿O se ha puesto la pegatina de moda y así los carteros pueden justificar la tardanza de las cartas y paquetes con una buena excusa?