Lo prometido es deuda: para que veais que lo que comentaba en “Madrid: El increíble caso de las aceras menguantes” no es ninguna exageración, os traigo unas fotos como prueba, realizadas esta misma mañana:

Emilio Vargas, aceras estrechitas
Perspectiva general de una de las entradas de camiones

Emilio Vargas, aventuras a diario
Detalle de cómo la acera se reduce de 4 metros a casi nada 🙁

Emilio Vargas, menos mal que soy delgadito

Emilio Vargas, la obra es la reina
Restos de acera tras la “ocupación” de las casetas de obra. A lo largo
del día el poco hueco que se ve termina ocupado por vallas, material
de obra, camiones subidos y basura en general.

Por si a alguien le interesa, el lugar concreto es la c/ Emilio Vargas, junto a los edificios de Telefónica. Y si me podeis explicar cómo denunciar el tema al ayuntamiento o a la policía (si hay normas en las que apoyarse, si es necesario presentar pruebas o basta con llamar a la policía, etc…) pues os lo agradecería.