Me acaba de llamar mi madre: ha estallado un coche bomba muy cerca de mi casa (a 500 metros) hace 45 minutos… parece que solo hay heridos leves, pero me pone nervioso pensar que los malnacidos cobardes de ETA siembren el pánico y el terror tan cerca de donde vivo.

Que llamen al señor Ibarreche para que limpie (y pague) los destrozos, cure a los heridos, tranquilice a los vecinos, y arregle, al fin y al cabo, todo el follón que han vuelto a montar sus “colegas” y compañeros de aventuras políticas 🙁

Artículos relacionados:

Andando al trabajo No vivo demasiado lejos de la oficina en la que trabajo. De hecho, es una de las cosas que valoré durante mi último cambio de empresa: el poder llegar...
¿Dónde está la gente? Lo mejor de pasar agosto en Madrid es lo vacío que está todo (lo que está abierto, claro). Ningún problema para aparcar, las carreteras semivacías, lo...
Un restaurante cantonés decente y barato en Madrid... Estuvimos comiendo este pasado sábado y no está nada mal: Royal Cantonés c/ Olvido, 92 - 28026 - Madrid Metro Usera, autobús 6 Teléfono 91-792-0...
La perversión del derecho de huelga La huelga es un derecho fundamental reconocido en la Constitución (art. 28.2) y que permite al trabajador la defensa de sus intereses frente a los abu...