Me acaba de llamar mi madre: ha estallado un coche bomba muy cerca de mi casa (a 500 metros) hace 45 minutos… parece que solo hay heridos leves, pero me pone nervioso pensar que los malnacidos cobardes de ETA siembren el pánico y el terror tan cerca de donde vivo.

Que llamen al señor Ibarreche para que limpie (y pague) los destrozos, cure a los heridos, tranquilice a los vecinos, y arregle, al fin y al cabo, todo el follón que han vuelto a montar sus “colegas” y compañeros de aventuras políticas 🙁