Bueno, pues solo dos días escasos para emprender un gran viaje que ya intenté anteriormente, y que muchos dicen no pude finalmente hacer por los nervios (aunque la doctora que me atendió en urgencias, justo 30 horas antes de partir hacia Hong Kong, no estaba de acuerdo en que una pericarditis aguda la pudieran provocar los nervios…)

El caso es que menos nervioso esta vez (viajo con “guía local”, aunque lo mío me ha costado conseguirla…) este mismo sábado cambiaré notablemente de aires, aterrizando 14 horas después en una cuidad de nombre Beijing, y que todos los de esta zona del mundo conocemos como Pekin.

Espero poder escribir cada poco tiempo, para iros contando mis impresiones, si aquello es tan diferente como todos pensamos, y cualquier cosa que me parezca reseñable. Y si fuera posible, habrá fotos, claro 🙂

zai jian (adios) 😉

Artículos relacionados:

Crudo invierno en China Supongo que muchos ya conoceréis por las noticias los grandes problemas que están teniendo las últimas semanas en China con el mal tiempo. Medio país ...
Año nuevo chino en Guangzhou Acabo de aterrizar en España tras haber tenido la suerte de pasar el año nuevo chino en Guangzhou con la familia de mi mujer, con sus amigos, sus ex-c...
La Garganta del Salto del Tigre Hoy escribo desde Lugu Hu (el Lago de la Oreja), entre las provincias de Yunnan y Sichuan, en China. Un lugar muy bonito, a unos 2.700 metros de altit...
EEUU y sus medidas de seguridad Leo durante los últimos días que Estados Unidos comenzará en breve a aplicar a los turistas españoles las mismas medidas de seguridad que ya aplicaba ...