Leo durante los últimos días que Estados Unidos comenzará en breve a aplicar a los turistas españoles las mismas medidas de seguridad que ya aplicaba a los ciudadanos de otros muchos países que deseaban entrar en su “maravilloso” país. Entre ellas, foto digital y toma de huellas dactilares.

Vamos, que aparte de tener “ficha completa” de todos y cada uno de las personas que pasen por allí, supondrá una serie de molestias adicionales para todos los que, ya sea por obligación o por gusto (extraño gusto) quieran ir.

Y pemitidme dudar mucho del uso (maluso) que esta gente (gentuza) pueda dar a todos esos datos personales (muy personales) recogidos con la excusita del terrorismo… 🙁

Leo también que “según el responsable estadounidense, cualquier sistema similar que deseen aplicar los países afectados será bienvenido y plenamente respaldado por EEUU. «Esperamos que desarrollen un sistema parecido que respete la privacidad (de los ciudadanos) y genere los mínimos inconvenientes», precisó.”

Y bueno, puestos a implantar un sistema recíproco similar, me ha gustado la propuesta de un lector anónimo: “Exploración anal, por parte de personas con manos especialmente grandes, para todos los viajeros de EEUU”. 🙂

Por cierto… que al señor ex-presidente Aznar supongo que ya le tendremos que tratar de estadounidense, pues con el acento que tiene (y del que disfrutaron sus alumnos durante su primera clase magistral sobre cómo Al Qaeda ya existía en el siglo VIII), se le confunde sin ninguna duda con uno de los habitantes de aquel país de locos…