Imaginad a 500 personas que llegan a la puerta de un comercio, dispuestas a comprar, y solicitando descuentos para todos ellos a cambio de dicha compra conjunta. Buen negocio para la tienda, ¿no?… ¿quién es capaz de hacer 500 ventas de una sola vez? ¿No merece la pena hacer tantas ventas a cambio de un descuento?

Una buena idea llevada a la realidad… y no podía ser en otro sitio sino en China 🙂

La gente se da de alta en una web, especificando el tipo de producto que quiere, hasta que se juntan un buen montón buscando cosas parecidas. Llaman a una tienda, proponen una compra masiva (negociando un buen descuento, entre el 10 y el 30%), y quedan todos en la puerta un día a una cierta hora. Incluso hay tiendas que cierran durante un tiempo a los “clientes de siempre” para facilitar la operación 😉

Esta práctica se está expandiendo a gran velocidad por toda China, y es que la compra en equipo lleva camino de convertirse en el regateo del futuro, en la máxima y más moderna expresión de una tradición milenaria 🙂

Visto en Economist.com (en inglés)

Artículos relacionados:

China: la otra cara de la moneda En este diario siempre suelo hablar de cosas agradables cuando me refiero a China: viajes, año nuevo, gastronomía, tradición, lengua... pero no hay qu...
Yunnan, la Asturias de China Yunnan es una provincia china del tamaño de España y con parecido número de habitantes. Se encuentra situada en la parte sur-occidental del país, limi...
Derechos humanos: ¿vaso medio lleno o medio vacío?... Traduzco un artículo de China Herald que me ha parecido muy apropiado a tenor de todas las informaciones negativas y anti-chinas que la prensa tiene t...
Wild China No puedo dejar pasar la ocasión de recomendar una estupenda serie de documentales que recientemente ha emitido la BBC. Bajo el título de "Wild China",...