Nuestro tesoro crece a ojos vista. Y habla por los codos. Y es una niña activa, que no para, y lista como el hambre.

Además, desde hace varias semanas ya no usa pañal ni de día ni de noche. Y podríamos decir que no ha costado nada, que todo ha ido estupendo, que ha sido dejar de ponerle pañal y listo. Pero no. Llevábamos ya meses preparando el cambio, con el orinal a vueltas, con problemas a la hora de hacer caca. Pero todo ello ha merecido la pena y ahora Nikita está feliz sin pañal y nosotros casi más que ella 🙂

Nikita poniendo caras

En septiembre empezará el colegio, y Nikita será la más pequeña de la clase. Y ya nos hemos hecho a la idea de que todo va a ir estupendamente bien y excepto los virus y demás bichos indeseables no habrá ningún problema, porque la niña está muy espabilidada y todos los compañeros/as van a cuidar de ella (además del profesor/a, claro)

Artículos relacionados:

Vuelta a casa, la primera semana de Nikita El martes pasado recibieron el alta médica tanto Joy como Nikita, y desde entonces estamos viviendo, bastante más a gusto, las primeras semanas de vid...
Nikita, 3 días para cumplir 3 meses Nikita no llora tanto como antes. O por lo menos no por los mismos motivos. Ahora lo hace cuando se aburre, cuando quiere brazos de su madre (¡¡siempr...
Nikita cumple 3 años En el momento de la publicación de este artículo se cumplen justo 3 años desde que llegase a nuestras vidas, casi por sorpresa, Nikita. Ya habíamos pe...
Adaptándonos a la guardería Hoy por la mañana he llevado a Nikita a su quinto día de adaptación en la guardería. Por primera vez se quedaba a comer también. Ella todavía no ha...