En unas pocas horas salimos de viaje hacia Guangzhou via Paris. Será la séptima vez para mi y la primera para Nikita, que va a conocer a su familia china, a sus otros abuelos y a su otro país, que ya era hora.

No es un viaje como los anteriores: esta vez vamos sin plan, sin visitas turísticas programadas y sin prisa ni agobio alguno. Pasearemos por el barrio, saldremos a comer y a cenar con familia y amigos e iremos de compras todo lo que haga falta.

Ya iré contando algo si el tiempo y las conexiones a internet lo permiten 🙂

Artículos relacionados