Muchas gracias a todos los que os estáis preocupando por ella, os sentimos y eso nos ayuda y nos anima cada hora más que estamos en el hospital.

De momento podemos decir que hoy Nikita vuelve a ser Nikita: inquieta, sonriente y bailona 🙂

Este es el aspecto que la pobre cebollita tenía el miércoles y el jueves, adormilada y sin ganas de nada:

Nikita enferma

Pero un buen diagnóstico, dos días de antibióticos, los cuidados de un montón de enfermeras cariñosas y atentas, el amor de una madre que no se despega de ella ni un minuto de día o de noche, y el apoyo de familia y amigos hacen maravillas. Y este es el aspecto actual:

Nikita mejor de lo suyo

De momento vamos a estar en el hospital el fin de semana, y tal vez el próximo lunes, si todo está correcto y termina de respirar mejor con el medio pulmón que tiene afectado, podamos volver a casa y estar más a gusto y tranquilos. Os vamos contando 🙂

Ah, se me olvidaba, la aparatosa red de la cabeza es porque en urgencias le tuvieron que poner la vía por la que le suministran los antibióticos y el suero en la cabeza…