El martes pasado recibieron el alta médica tanto Joy como Nikita, y desde entonces estamos viviendo, bastante más a gusto, las primeras semanas de vida de nuestra hija en casa.

Joy parece evolucionar bastante bien de su cesárea, se mueve perfectamente y apenas le duele, aunque hay que seguir curando y cuidando los puntos para que todo quede en su sitio sin problemas.

Respecto a Nikita, nos deja dormir a ratos por las noches, y pocos ratos durante el día. Se queda dormida en el pecho la muy vaga y tiene habre cada pocos minutos. Algunas veces pasa 2 o 3 horas durmiendo, pero son las menos. Suponemos que es lo normal, aunque mañana preguntaremos a la pediatra, pues tenemos la primera visita para conocerla (y que nos conozca, sobre todo a Niki).

Para terminar os pongo una foto curiosa: El que aparece en blanco y negro soy yo, a los pocos días de nacer. La otra foto, en color, es Nikita, el segundo día de vida. Joy dice que nos parecemos mucho. Yo creo que todos los bebes son parecidos. ¿Cómo lo veis vosotros? 🙂

Daniel 1972 - Nikita 2009