Parece ser que el hombre más rico del mundo tiene ciertos problemas a la hora de la declaración de la renta: los números son tan gordos y las listas de conceptos tan largas, que tienen que dedicar un ordenador especial para sus cuentas… 🙂

“My tax return in the United States has to be kept on a special computer because their normal computers can’t deal with the numbers,” he said at a Microsoft conference held in Lisbon.

Seguro que el susodicho ordenador “especial” corre sobre windows 😉

Por cierto, que parece ser que la fortuna de Bill asciende a unos 47.000 millones de dólares… casi ná.

Leído en bink.nu
Noticia original en news.com.au