Visto y traducido de “Ultimately, history is written by the historians

Aunque no está teniendo apenas cobertura en los Estados Unidos, hay un conflicto interesante y preocupante sobre los acontecimientos entre China y Japón durante la Segunda Guerra Mundial. En los últimos días, manifestantes en China han realizado marchas y lanzamiento de botellas y rocas contra la embajada japonesa en Beijing, protestando porque un nuevo libro de texto japonés de historia rebaja perceptiblemente las atrocidades que los japoneses cometieron en China durante la Segunda Guerra Mundial. Los japoneses lo niegan y acusan al gobierno chino de alentar las protestas.

Se trata de un ejemplo maravilloso del poder inesperado que los historiadores tienen para definir los valores culturales de una sociedad y redefinir la historia en sí misma. Hay un cliché que dice que la historia de la guerra es escrita por el vencedor, pero esta situación va más allá de ésa, porque, por supuesto, los japoneses no salieron victoriosos en la Segunda Guerra Mundial.