Me encantan los mapas y los planos… siempre me ha atraído mucho el estudiarlos, usarlos para preparar recorridos por ellos, descubrir todos sus símbolos, comparar la realidad con lo representado…

Hace poco viajé a China y pude usar (y disfrutar) varios planos de suburbano (o metro, o como gustéis llamarlo) en distintas ciudades de aquel gran país: Beijing, Guangzhou y Hong Kong. Ni que decir tiene que hay mucha diferencia entre ellas, y nada tiene que ver la moderna, extensa e impecable red de metro de Hong Kong, con la abarrotada y lenta (pero efectiva) solución de Beijing (Pekín).

Y todo esto viene por un post de Polaroids (El Plano de metro) que me ha encantado, y que os recomiendo encarecidamente que leeis y comenteis 🙂

Artículos relacionados