Auna sube hasta un 35% las cuotas mensuales de sus servicios de Internet y hace creer a sus antiguos clientes que pagarán menos que los nuevos.

FACUA denuncia que la empresa perjudica con la subida a los clientes que optaron por no pagar el alquiler del cable-modem comprando su propio equipo. La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que Auna ha subido el 1 de enero hasta un 35% las cuotas mensuales de sus servicios de Internet de banda ancha por cable y ha hecho creer a sus antiguos clientes que pagarán menos que los nuevos.

“Por haber contratado este servicio antes del 31 de diciembre de 2003, te aplicaremos una promoción de descuento de forma indefinida en el alquiler del cable módem que ahora te saldrá a 0 euros”, asegura la compañía en la información remitida a los clientes sobre sus nuevas tarifas, donde indica que el precio del citado alquiler seguirá siendo en 2004 de 9 euros más IVA al mes. Pero en realidad, los usuarios que se den de alta ahora no solo no pagarán dicho concepto, sino que a diferencia de los antiguos clientes recibirán el cable módem en propiedad de forma gratuita si mantienen el contrato durante al menos un año. Las cuotas mensuales de Auna han aumentado un 35% en su servicio Net 128, que pasa de 26 a 35 euros (siempre más IVA) mensuales, un 30% en el Net 300, que pasa de 30 a 39 euros, y un 13% en el Net 600, que pasa de 70 a 79 euros al mes. Al dejar de cobrarse el alquiler del cable modem, la inmensa mayoría de los clientes no verán variación en sus facturas, pero quienes en su día optaron por comprar su propio aparato para dejar de pagar el alquiler sufrirán ahora este castigo de la compañía. A finales de 2002, FACUA denunció a Auna ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones por obligar a sus clientes a abonar una cuota por el alquiler del cable modem, impidiéndoles que utilizaran uno propio, contraviniendo con ello la Ley General de Telecomunicaciones de 1988 y la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Tras la denuncia, la empresa comenzó a permitir a los clientes que utilizaran sus propios equipos, aunque muchos usuarios han denunciado todo tipo de trabas hasta lograrlo.